Oración con el corazón abierto ¡Señor bendíceme!


Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos —afirma el Señor—. (Isaías 55:8)



Publicar un comentario

0 Comentarios